Una vez elegida la zona, el próximo paso es seleccionar los inmuebles y agendar visitas con su corredor cuando viaje a Miami.

Aquí también, la decisión puede ser bastante personal, y su corredor profesional lo podra guiar. Es posible comprar apartamentos listos, proyectos en construcción (en plano u obra), o incluso apartamentos ya con inquilino (con lo cual recibiría un arriendo inmediato en dólares).

Miami, a diferencia de Orlando por ejemplo, no posee una zonificación especifica en la ciudad que permita la modalidad de alquilar por temporada. Los arriendos en la mayoría de los condominios son para vivienda fija (periodos de 12 a 24 meses). La autorización para arrendar por temporadas depende de cada condominio, por lo tanto esto es algo que se debe verificar con el estatuto y las regulaciones del condominio.

La mayoría de barrios en Miami tienen opciones de edificios en donde es permitido alquilar el inmueble por temporada. Su corredora le podrá orientar sobre esto.