Sabías que el 92 por ciento de compradores inmobiliarios usan el internet como parte de su búsqueda? Según Realtor.com, los inmuebles que son listados en el mercado usando fotografía profesional, se vendieron 50% más rápido y 39% más cerca al precio que pedían en el mercado comparando a inmuebles que fueron listados sin usar fotografía profesional.

La fotografía y tours en video son herramientas muy ponderosas para dar una primera impresión. Son la puerta de entrada para compradores potenciales y de esta manera reducen sus opciones de compra. Es decir, descartan más fácilmente los listados que no tienen buena presentación fotográfica.

Aquí en el sur de la Florida, el mercado es muy competitivo. La primera impresión es esencial y si tu propiedad no tiene la presencia correcta, tu cliente potencial seguramente pasara a la próxima propiedad.

 

 

A continuación te daremos algunos consejos para que prepares tu casa para ser fotografiada:

Pon todo en orden – El día de la sesión de fotos, asegúrate de que tu casa este limpia y ordenada. Cuando tenemos un cliente listo para vender su casa, y la lanzamos al mercado, siempre sugerimos que empiecen a empacar y despojarse de cosas que no necesitan. Esto incluye guardar efectos personales tales como dibujos de niños pegados al refrigerador, diplomas, y adornos que hacen que todo se vea muy amontonado. La idea es que el inmueble luzca limpio, y que la mirada del comprador potencial al ver las fotos, se centre en lo importante.

Mientras más fotos y detalles de arquitectura, mayor tráfico tendrás en redes como Zillow y Realtor.com. Al comprador le gusta tener una idea muy clara y real de lo que va a ver. Esto también significa, no aparentar a través de la fotografía, por ejemplo, que tu vista es directa al mar, pues el comprador no estará satisfecho si al llegar se encuentra con una vista parcial y no directa al mar. Lo mejor es mostrar la propiedad tal y como es.

La emoción es uno de los principales factores que hacen que los compradores solventes tomen una decisión de compra. Si la propiedad está vacía, considera contratar un diseñador o decorador de interiores profesional que podrá amoblar tu casa temporalmente. La decoración debe ser lo mas neutral posible para atraer la mayor cantidad de tráfico y exposición en línea.

La decoración también hará que el inmueble luzca increíble en cámara, y dará al comprador una idea concreta de los espacios.

Sí, entendemos que puede llegar a ser caro, pues un decorador puede cobrar entre $300 y $600 dólares al mes por dormitorio decorado; pero si hacerlo, según data de la industria (Realtor.com), aumentará tus posibilidades de venderla por un 88%, creemos que vale la pena!